Accesibilidad

esen
Menú

Uno de los propósitos de la educación técnica se orienta a la generación de productos que promuevan el bienestar de las personas. En esa línea, la I. U. Pascual Bravo planteó el proyecto “Mecanos para el posconflicto”, que incluye varias propuestas, una de las cuales ya empieza a dar buenos frutos con los avances en la implementación de una lavadora de uso rural impulsada por energía eléctrica solar.

Orlando Antonio Giraldo Cuervo, Álvaro Ernesto Vides Sotelo y Francier Sulerman Marulanda Vásquez, estudiantes de Tecnología en Electrónica, con la asesoría de los docentes Carlos Mario Moreno Paniagua y Carlos Alberto Ocampo Quintero, han culminado la fase Alfa de este proyecto que beneficiaría a miles de familias residentes en zonas rurales de Antioquia, donde no llega la energía eléctrica.

La lavadora consta de un sistema de suministro eléctrico con energía solar ajustado al electrodoméstico; un sistema mecánico de bajo consumo energético, alta eficiencia, seguro y amigable para el campesino, así como un sistema de filtrado y reutilización de agua de lavado.

Se estima que la lavadora sea usada en esa función dos días de la semana y, como valor adicional, el resto de días se puede emplear el panel solar para potenciar otra máquina que produzca entradas económicas a la familia, por ejemplo, máquinas compactadoras de aserrín o picadoras de pet. Esto teniendo en cuenta que hoy los pescadores recogen en sus redes muchas botellas de dicho material plástico, las cuales pueden picar para retornar recicladas al mercado. Se estima que los ingresos adicionales para la familia con estas actividades pueden superar los $30.000 diarios.

Este proyecto también pretende que las mujeres compartan más tiempo con su familia y no dediquen todo el día a las labores de lavado, empleando recursos hídricos de fuentes que suelen quedar contaminadas por los detergentes y jabones usados. Estudios han mostrado que cuando una familia tiene una lavadora, el proceso de lavado deja de ser solo de la mujer y comienza a ser de la familia, se rompe esa barrera del lavado a mano y el tiempo libre disponible se puede aprovechar para otras labores formativas, productivas o de entretenimiento y unión familiar.

Volver