Factores de Acreditación

Misión y visión

Una institución de Alta Calidad se reconoce por tener una misión y un Proyecto Educativo Institucional, PEI, suficientemente socializado y apropiados por la comunidad y que sean referente fundamental para el desarrollo de sus funciones misionales y de apoyo en todo el ámbito de influencia.

Coherencia y pertinencia
de la misión

Orientaciones estratégicas y del Proyecto Institucional

Formación integral y construcción de la
comunidad académica
en el proyecto institucional

Gobierno institucional

Una institución de Alta Calidad favorece la democracia a través de la participación en estamentos institucionales. Además, segura el buen funcionamiento de sus órganos colegiados e impulsa la construcción de redes entre los actores.

Vela por el cumplimiento de la misión y los objetivos misionales. Promueve la articulación de sus diferentes grupos de interés.

Favorece la democracia a través de la participación en estamentos institucionales

Asegura el buen funcionamiento de los órganos colegiados

Impulsa la construcción de redes entre los actores

Vela por el cumplimiento de la misión y objetivos institucionales

Promueve la articulación de los diferentes grupos de interés de la institución

Estudiantes

Una institución de Alta Calidad reconoce los deberes y derechos de los estudiantes, aplica con transparencia las normas establecidas para tal fin, respeta y promueve su participación en los organismos de decisión y garantiza su ingreso y permanencia en el marco de políticas de equidad e inclusión que garanticen la graduación en condiciones de calidad, en todos los lugares donde tiene influencia.

Deberes y derechos de los estudiantes

Admisión y permanencia de los estudiantes

Sistema de estímulos y créditos para los estudiantes

Profesores

Una institución de Alta Calidad se reconoce en el nivel y compromiso de sus profesores en propiciar las condiciones necesarias para hacer posible un adecuado desempeño en sus funciones en todo su ámbito de influencia.

Deberes y derechos del profesorado

Planta profesoral

Carrera docente

Desarrollo profesoral

Interacción académica de los profesores

Procesos académicos

Una institución de Alta Calidad se reconoce porque en todo su ámbito de influencia sitúa al estudiante en el centro de su labor y logra potenciar al máximo sus conocimientos, capacidades y habilidades durante su proceso de formación el cual es abordado de manera integral, flexible, actualizada, interdisciplinar.

Políticas académicas

Pertinencia académica y relevancia social

Procesos de creación, modificación, extensión de programas académicos

Visibilidad nacional e internacional

Una institución de Alta Calidad es reconocida nacional e internacionalmente a través de los resultados de sus procesos misionales y demuestra capacidad para acceder a recursos y saberes en el nivel internacional, para la comunicación intercultural y para el análisis comparativo de sus procesos académicos y su contexto.

Inserción de la educación en contextos académicos nacionales e internacionales
Relaciones externas de profesores y estudiantes

Investigación

Una institución de Alta Calidad se reconoce por la efectividad en sus procesos de formación para la investigación, el espíritu crítico y la creación, y por sus aportes al conocimiento científico y al desarrollo cultural en todo su ámbito de influencia.

Formación para la investigación
Investigación

Pertinencia e impacto social

Una institución de Alta Calidad se reconoce por su compromiso con sus respectivos entornos en el desarrollo de sus funciones sustantivas, mediante claras políticas y programas específicos de proyección e interacción con el sector externo, en todos los lugares donde tiene presencia.

Institución y entorno
Graduados e Institución

Graduados e Institución

Una institución de Alta Calidad se reconoce por su compromiso con los graduados.

Graduados e Institución

Autoevaluación y autorregulación

Una institución de Alta Calidad se reconoce por la capacidad de planear su desarrollo y autoevaluarse, de manera sistémica y permanente, generando planes de mejoramiento continuo que impacta en las decisiones institucionales en todos sus niveles y ámbitos de influencia, haciendo posible su autorregulación como máximo referente de la autonomía institucional.

Sistemas de
autoevaluación

Sistemas de
información

Evaluación de directivas, profesores y personal administrativo

Bienestar institucional

Una institución de Alta Calidad dispone de mecanismos e instrumentos eficientes y suficientes para generar un clima institucional que favorezca el desarrollo humano integral de toda la comunidad institucional en todos los ámbitos donde tiene presencia, generando la suficiente flexibilidad curricular para hacer usos de los recursos, el bienestar institucional implica la existencia de programas de intervención interna y del entorno que disminuyan las situaciones de riesgo psicosocial.

Estructura y funcionamiento del Bienestar Institucional

Organización, administración y gestión

Una institución de Alta Calidad debe tener una estructura administrativa y procesos de gestión al servicio de sus funciones sustantivas. La administración no debe verse en sí misma, sino en función del proyecto educativo institucional.

Administración y
gestión

Procesos de comunicación
Capacidad de gestión

Recursos de apoyo académico e infraestructura física

Una institución de Alta Calidad se reconoce por garantizar los recursos necesarios para dar cumplimiento a su proyecto educativo y por mostrar una planta física armónica, amigable con el medio ambiente que permita el desarrollo óptimo de las funciones misionales y del bienestar de la comunidad en todo su ámbito de influencia.

Recursos financieros

Una institución de Alta Calidad se reconoce por garantizar los recursos necesarios para dar cumplimiento óptimo a su proyecto educativo y por mostrar una ejecución eficiente y transparente de sus recursos financieros. Los recursos destinados a la educación, independientemente de su procedencia aportes estatales o matrícula privada deben ser pulcramente administrados e invertidos exclusivamente en el propósito del bien Público de la educación.

Recursos, presupuesto y gestión financiera